el orden y su magia

Me alegra saber que la influencia de la japonesa Marie Kondo y su libro “La magia del orden” esté llegando a miles de personas. Aparte de su método para doblar y organizar la ropa, está haciendo un trabajo profundo, incluso me atrevo a decir espiritual. Su mensaje es que las personas conecten con sus emociones delante de los objetos que tienen guardados. Según ella es la única manera de tener todo aquello que necesitamos y de desprendernos de lo que ya no nos aporta nada. Una vez más veo la utilidad de dejarnos guiar por lo que sentimos, y no por lo que pensamos.

 

Si no conoces su método te invito a hacer la prueba en un solo cajón: lo primero que hay que hacer es vaciar todo su contenido encima de una mesa o cama. Después, pieza por pieza, se coge y se espera a que el sentimiento te hable. Y así es, poniendo la atención en la emoción que se nos despierta delante de un objeto sabemos si hace falta colocarlo de nuevo en el cajón. Si no aparece ningún sentimiento, toca desprenderse, y lo que se recomienda es ponerlo a un lado con respeto y agradecimiento por el tiempo que ha estado con nosotros.

 

En este proceso es cuando se produce la magia, en el sentido de que hay algo en nosotros que transmuta, que cambia, que evoluciona hacia un bienestar palpable.

 

Como dice la Ley Universal del espejo “como es afuera es adentro”, significa que cada vez que abrimos el cajón ordenado, nos hace un efecto directo a nuestro interior, aportando calma y serenidad, facilitando orden interior.

 

El camino a la inversa es igual de efectivo: poner orden en nuestro interior se refleja más tarde en nuestros espacios. Mi trabajo aporta en este sentido, de dentro hacia afuera. Dicen que todos los caminos llevan a Roma…la cuestión es empezar a hacer camino.

 

Laura Pedró Xaus. Todos los derechos reservados.