biografía de mi caja de herramientas

 

Este año se cumplen 10 años de mi aventura por los remedios naturales, aunque entonces hacía ya unos cinco que me sumergía de manera autodidacta. Los aniversarios te provocan hacer un repaso por la travesía hecha, y con ella una valoración. Estas palabras escritas las comparto aquí a modo de celebración de este primer reto.

 

Siempre recordaré mi primer día como alumna de la formación de Terapia Floral de Bach que impartía el Dr.Ricardo Orozco. Puntual como siempre he sido, aquellos minutos previos mientras iban llegando los demás estaban llenos de ilusión y de magia, nadie me lo había dicho pero en mi interior había la certeza que era donde debía estar. El sol entraba por los ventanales y potenciaba el color ocre de la sala, aumentando así la energía interna de cada una de las personas.

 

Esta formación me permitió bucear por todos los estados emocionales. Algunos los identificaba como propios y otros me recordaban los de personas cercanas. Tantas horas dedicadas me sirvieron para integrar y no olvidar nunca más la relación de estos estados naturales con los remedios florales. Durante más de dos años tomé las esencias que más resonaban con mi personalidad y mis conflictos, tanto internos como externos. Si mi intención era acompañar a otras personas en su proceso, debía estar bien afinada, y tanto las esencias como tomar consciencia de todo ello, lo hicieron posible.

 

En este punto sentía que había obtenido un gran tesoro. Aún así, como la mayoría de personas que iniciamos este camino, la inquietud para seguir aprendiendo era palpable. Y por la Ley Universal de la atracción iban apareciendo nuevas propuestas que me dotaban de más herramientas para el acompañamiento:

 

EFT-Tapping, Reiki, Constelaciones Familiares…

 

Todos estos conocimientos combinados con mi personalidad y alma, me conforman como un Ser único, como únicas son las personas que acompaño.

 

De pequeña no sabía dar respuesta a la pregunta “¿qué quieres ser de mayor?”… Ahora entiendo que lo que yo quería ser no existía en el surtido de profesiones de aquel momento, y que tenía que caminar por otros territorios para descubrirlo, para descubrirme.

 

Según las filosofías orientales, cuando Alma (Ser interior) y Personalidad (Personaje exterior) fluyen en coherencia es cuando se activan los dones para realizar nuestra misión de vida. Celebro que estos primeros años me hayan permitido degustar las sensaciones de estar en coherencia y me satisface la valoración que obtengo cuando observo que mi aportación ayuda a otras personas a conseguirlo.

 

Que la aventura continúe todo el tiempo que se me permita hacerlo.

 

 

[author] [author_image timthumb=’on’][/author_image] [author_info]Escrito por Laura Pedró Xaus, todos los Derechos Reservados.[/author_info] [/author]

2019-09-23T09:24:56+00:00